CONSIGUE TUS PROPÓSITOS

Llega el final de año y ya estás pensando en tus propósitos para el año nuevo. En qué vas a iniciar en este año que comienza para conseguir eso que piensas que te falta, en qué vas a hacer para ser mejor. Cada año lo inicias  con nuevos propósitos que, en ocasiones, fructifican y otras no.

Para conseguir un propósito nuevo la clave está en pensar un poco más allá de lo que quieres conseguir, en pensar cómo te sentirás cuando lo hayas conseguido y, sobre todo, en pensar cómo lo vas a conseguir.

Lo primero que has de tener en cuenta es qué pensamientos te están limitando, fijarte en tu diálogo interno y descubrir que, muchas veces, tienes claro lo que quieres y tus pensamientos limitantes te dicen que no vas a ser capaz de conseguirlo.

Esos pensamientos no son más que miedo, generalmente infundado, y el miedo te paraliza y no te deja avanzar. La única manera  que tienes de superar ese miedo es enfrentándote a él. Conforme te enfrentas al miedo, tus pensamientos limitantes se van desvaneciendo y te permiten actuar.

Para poder hacer frente a esos pensamientos has de tener en cuenta dos recursos que te pueden ayudar: desarrollar tu creatividad y vivir el presente.

Desarrollando tu creatividad vas a ser capaz de encontrar nuevas formas de abordar la situación. La creatividad te permite inventar o crear nuevas ideas que te ayuden o generar nuevas asociaciones entre conceptos que te lleven a conseguir soluciones originales para llevarte hasta tu propósito.

Viviendo el presente puedes disfrutar de cada momento, aceptando las situaciones que te llegan como algo natural que necesitas vivir para crecer. Viviendo el presente te olvidas del pasado que te hace recordar los tiempos mejores vividos y que ya no están. También te hace dejar de fijarte tanto en el futuro que te genera ansiedad por las cosas que deseas y todavía no llegan.

Cuando te fijes un propósito, busca dentro de ti para encontrar tu creatividad y vive en el presente, el aquí y ahora, saboreando cada momento como si fuese el último. Fíjate el objetivo y actúa con determinación, superando el miedo o las dudas con actitud positiva, con confianza y con amor.

Solo viviendo desde el amor podrás ser capaz de conseguir tus propósitos. Date cuenta de que, lo que hasta ahora no has conseguido, es porque no estabas fluyendo, es porque lo estabas viviendo desde el miedo y, así, se generaban dudas en tu cabeza que no te permitían avanzar.

Viviendo desde el amor a todo lo que te rodea, a todas las personas que se cruzan en tu camino, a todas las situaciones que te parecen complicadas. Aceptando que lo que te ocurre es para aprender y conseguir mejores recursos que te hagan más fuerte. Aceptando casa situación o cada persona con la que interactúas como una gran posibilidad para crecer. No lo dudes, ve a por lo que quieres, consigue tus propósitos para este nuevo año viviendo desde el amor.

Los comentarios están cerrados.